sábado, 7 de julio de 2012

Fábrica de parados incompetentes



En el "Levante-EMV" de hoy aparece el siguiente artículo:

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2012/07/07/universitarios-pagaran-33--matricula-subir-5-euros-credito/918831.html  

Si acceder a la universidad era caro ahora lo es un 33% más. ¡Un 33% más!  

Lo malo es que cuando digo caro, me refiero únicamente al aspecto económico porque cada vez es más “fácil” acceder “académicamente” a la universidad. La falta de consenso en educación ha tenido como resultado una concatenación de leyes cambiantes en función del partido político de turno que está poniendo de manifiesto el fracaso del actual modelo educativo.  

Es frustrante prever el futuro panorama. Un alumno se va a dejar (o mejor sería decir sus padres) un 33% más (alrededor de 1000 euros por curso en función del grado que se trate) para que le impartan una docencia cada vez menos práctica, con menos recursos (incluidos los humanos) y por tanto de menor calidad. Pero más triste aún es comprobar que los alumnos no están ahí por motivación propia, simplemente están para aprobar y sacarse un título que cada vez les capacita para menos. Impulsados por unos padres que quieren para sus hijos lo que no pudieron tener ellos o por el mero hecho de no encontrar una alternativa más fructífera en el escenario social actual.

Para más inri, no sólo es más fácil entrar en la universidad (académicamente hablando) es más fácil continuar avanzando en los estudios aunque seas un manta, para muestra la denominada “evaluación curricular”

Mediante este tipo de evaluación y cito textualmente el artículo 23.5 de la “Normativa de Régimen Académico y Evaluación del Alumnado de la Universidad Politécnica de Valencia”:

http://www.upv.es/miw/infoweb/araec/info/normativa_regimen_evaluacion_alumnado.pdf

“Con carácter general, será condición necesaria para la superación de la evaluación por currículum, haber obtenido, como mínimo, un 4,0 en todas las calificaciones de las asignaturas correspondientes al bloque curricular a evaluar. Se requerirá además que la nota media ponderada por créditos ECTS de las calificaciones de todas las asignaturas que componen el bloque sea igual o superior a 5,0 si se trata del curso selectivo, y de 6,0 para el resto de bloques curriculares”

Es decir, que puede darse el caso de alguien que tenga 8 asignaturas en un bloque, suspenda 4 con un 4 y apruebe 4 con un 6 teniendo de nota media un 5 y apruebe las 8 asignaturas. Sí, sí, esto está pasando actualmente y lo digo por experiencia propia en nuestro grupo donde alumnos con un 3,9 en un examen piden que les pongan un 4 porque así pueden entrar en la evaluación curricular y por el morro aprobar la asignatura. ¿Cómo lo veis? Estos son los futuros ingenieros, licenciados y técnicos que aspirarán a formar parte de la plantillas de empresas públicas o privadas del mañana.

No estoy hablando de últimas asignaturas que se atragantan, cuando estás en la última convocatoria del último año de carrera. No, no, el caso anterior se trata de un caso en mitad de la carrera que tiene, además, otras dos asignaturas suspendidas y que gracias a subir esa décima podría aprobar las tres de golpe. Alucinante, ¿no?

Cuando a mí me daban clase en la universidad (¡y tampoco hace tanto!), me pelaba clases, pedía apuntes y estudiaba a última hora, me iba de botellón y me lo pasé en grande. Eso sí, siempre iba a por la máxima calificación posible porque me encantaba lo que estaba estudiando. Estaba en la universidad porque quería y valoraba lo suficiente el esfuerzo que estaba haciendo mi madre para dejarse un dineral en aquello que, se suponía, me iba a permitir tener un futuro mejor. En la vida se me hubiera ocurrido reclamarle a un profesor que me subiera la nota de un examen que tengo más que suspendido para, utilizando una treta legal, poder tratar de aprobarla por el morro. La honra y el orgullo de aprobar una asignatura por méritos propios parece ser algo de una época remota.

La universidad pública se está convirtiendo, tristemente, en otro negocio más, donde interesa tener contento al cliente (alumno) para que no se marche a la competencia. Una competencia que cada vez es más fuerte desde la universidad privada por ser ahora menor la diferencia de precios entre unas y otras.

Lo que hace mucho era una fábrica de talentos, se convirtió hace poco en fábrica de titulados, para poco después convertirse en una fábrica de parados y tristemente hoy convertirse en una fábrica de parados incompetentes.

No creo que haya que ser uno un lumbreras para darse cuenta de que es absurdo ofertar un número tan elevado de plazas universitarias en un país donde se recorta cada vez más la inversión pública en educación e investigación y donde las empresas nacionales (en general) no saben lo que significan las siglas I+D+i (o no quieren saberlo. Mucho más absurdo, si cabe, es limitar la entrada a la universidad a la gente que menos recursos económicos tiene. Los futuros universitarios deberían serlo únicamente por sus capacidades académicas y no adquisitivas. Quizá así, habría menos probabilidades de encontrar a alguien reclamando con un 3,9 en un examen y más alumnos con 8, 9 o incluso 10.

La solución, desde mi punto de vista, no es fácil. Es más, las medidas que están tomando nuestros gestores nos llevan justo al lado contrario. Hace falta un vuelco total de las bases de la educación cambiando el modelo desde la misma escuela primaria. ¿Cuándo nos vamos a dar cuenta de que la revolución industrial acabó hace mucho tiempo y que encima en España no tenemos un tejido industrial tan fuerte como otros países donde sí pueden acoger a sus egresados universitarios? ¿Para qué formar a filólogos e historiadores si después se recorta al máximo en los sectores donde podrían devolver a la sociedad el plus adquirido en su formación? ¿Para qué formar a médicos y enfermeras si cada vez va a ver menos centros sanitarios, van a contar con menos recursos para contratarlos y la gente va a tener menos dinero para poder acudir a ellos?

Os dejo con este genial video explicativo donde Sir Ken Robinson habla de alternativas para cambiar el modelo educativo. Debería ser obligatorio de ver para cualquier persona involucrada en la educación a cualquier nivel y es muy recomendable para el resto de personas que formamos esta sociedad a la deriva:

http://www.youtube.com/watch?v=Z78aaeJR8no
votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario