domingo, 14 de marzo de 2010

Mirada

Se encendió una vela y su mirada fue el más allá de las miradas, se deshizo la oscuridad y lo claro enturbió lo turbio. Las ideas derritiéndose en fondue de acero cerebral, un solomillo de ternura al punto y sus ojos “tinto reserva” para completar el maridaje perfecto. Una cena de labios revueltos y salteado de almas con orgásmico postre de carne trémula con arándanos.

Cuatro días antes, un capuccino con espesa espuma aireada de sonrisas. Música de fondo, tímida, sonaba en nuestros oídos sordos excepto de nosotros. Un par de pastas de té crujientemente debatidas y un batido de ilusión con fresa cargado de señales corporales dirigidas y excitantes. Tres horas de labia hipnotizante tumbado en el diván de su boca donde se construyen los más recónditos pensamientos de lujuria adormecida. Un “hasta pronto” que más pareció un “bienvenido a mi vida” y un par de besos de vibrante comisura.

Una semana antes, un impaciente mensaje de texto sin las abreviaturas del gremio la invitaba a una tarde de encuentro, al encuentro de un cuento no escrito aún, de final feliz sin principio empezado, o mejor, de eterno no acabar.

Nueve días ya de una copa derramada en su vestido blanco que hacía las veces de perfecto guante corporal, en un cuerpo cubierto que gritaba ser destapado de calor. Un pañuelo de papel de agua mojado limpiando la torpe mancha aliada en esta historia que no quiso ser mojado papel. Una cadena de nervios y disculpas cogiendo su mano para calmarla y calmarme a mí de paso. Su segunda señal, sus dedos imantados entrelazando el metal de los míos.

Nueve días y un minuto, la primera señal: una mirada, la mirada, esa mirada, su mirada. votar

2 comentarios:

  1. no se si tu abuelo seguramente tu visabuelo, se llamaba Miguel Guardeño, gran escritor con mucho temperamento y mala fortuna.
    Escribes bien, pero debes esforzarte mas ....

    ResponderEliminar
  2. Hola "anónimo".

    Desconozco si mi bisabuelo se llamaba Miguel y si era un gran escritor o no, pero si era Guardeño seguro que tenía mucho temperamento, :)

    Muchas gracias por tu comentario, lo intentaré.

    Un saludo.

    ResponderEliminar