jueves, 8 de octubre de 2009

Todo

Cuando piensas en el amor como algo inalcanzable estás renunciando a lo más intenso de la vida, cuando piensas en el amor como algo irreal anhelas una vida de mentira, pero lo más duro sucede cuando piensas en el amor como algo finalmente doloroso porque te dolerá tanto el desearlo y no tenerlo como el tenerlo sabiendo que te dolerá. Lo más práctico es no pensar en el amor como nada en especial y asumirlo como un todo. Si todo lo que te rodea es amor, nunca puede ser siempre doloroso. Las sonrisas perdidas y el brillo en los ojos serían entonces mentiras constantes y afortunadamente nadie es tan buen actor como para mantenerlas en el tiempo. votar

1 comentario:

  1. Cuanta razón tienen tus palabras.
    Nada es nunca todo bueno ni todo malo.

    Besos y sigue asi

    ResponderEliminar