jueves, 8 de octubre de 2009

La ciencia española no necesita tijeras



Me sumo a la magnífica iniciativa de Javi Peláez (http://aldea-irreductible.blogspot.com/) de alzar la voz contra el recorte presupuestario hacia el Ministerio de Ciencia e Innovación para el próximo año.

Tengo muy claro que en estos tiempos de crisis se ha de recortar el gasto público, pero hay partidas presupuestarias que nunca deberían recortarse, a saber: educación y ciencia, cultura, sanidad y política social.

Me vienen a la cabeza otras partidas de donde se podría recortar mucho. Defensa por un lado y Vivienda por otro (este último en especial por la nulidad de sus acciones). Además de emprender políticas recaudatorias que afectaran más a los que más tienen y no a todos por igual (el aumento del IVA no va a afectar de la misma forma a un “inframileurista” que al director general de una multinacional). Pero esto es otro tema que ya trataré en otro momento.

Lo importante, independientemente de la cifra recortada, es la contradicción que surge al augurar un cambio en el modelo productivo español (centrado estos últimos años en el ladrillo y el turismo) si se disminuye el esfuerzo en ciencia y tecnología. La clave para el progreso es el avance científico, que no sólo acarrea conocimiento, sino tecnología y esto equivale a más eficiencia, menor gasto energético, menor contaminación, mejora de las condiciones de trabajo, mejora de tratamientos médicos y de prevención, etc.

En definitiva y desde mi punto de vista es un grave error limitar lo que debería ser potenciado o al menos mantenido. Es triste ver como las crisis creadas por lo más ricos se vuelven en contra de los más pobres. Más triste es ver como los pobres y “los de en medio” siguen callados. votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario