lunes, 14 de septiembre de 2009

El tiempo

Te mira desde detrás de un cristal transparente, te da un abrazo de minutero y horario y sonriendo te dice que eres un poco más viejo, que le has perdido demasiado hoy y aunque te queda menos para irte a casa, te recuerda que también te queda menos para volver a trabajar. También reconoce que esa nueva cana es por culpa suya…

Le dejas olvidado mientras haces el amor y le apremias desesperado mientras esperas en ese andén de la estación…

Maldices una y otra vez cuando no te ha dejado acabar tu trabajo y te recuerda: “¿Qué hacías mientras me pasabas mirando fijamente a ningún sitio y pensabas en todo lo que ibas a hacer sin hacer lo que debías?”

Le emparejas con tus pensamientos a menudo y olvidas que desea ser bígamo con tu realidad. En ocasiones le haces mucho más caso que en otras y cuando menos caso le haces más deseas que vuelva a ocurrir lo mismo que estás viviendo para dejar de hacerle caso.

Suele ser egoísta porque lo tiene todo hecho y su función en la vida es clara: morir y resucitar justo después. Mientras tanto, no piensa en la rabia que da cuando te deja de lado en tu mejor momento o cuando imita a los cangrejos cuando el dolor es insoportable…

Repleto de “tics” (y “tacs”) lo ves pasar suspirando por volverlo a ver pasar mientras suspiras por no haberlo visto con más detenimiento mientras volvía a pasar. Porque él pasa y seguirá pasando, lo admires o lo detestes…

Puede que te recuerde lo malo mientras se detiene (eternamente) cuando pasas por ese café donde te dijeron adiós y no hasta otra. Puede que te robe el aliento cuando te haga ver que hubo un tren que pasó y no volverá. Te emborronará muchas “pieles de gallina”, muchos cuerpos entrelazados y palabras habladas con las manos…pero es el más fiel de tus amigos porque, para lo bueno y para lo malo, siempre estará a tu lado…

Acúsale de lo que quieras, pero nunca de traidor. Porque te avisa infinitos instantes al día que no lo dejes pasar…

Cuando él se va, tan rápido como de costumbre y tan lento en acostumbradas ocasiones, te das cuenta que atrás quedó lo bueno de tus sueños realizados y lo malo de los despertados antes de tiempo. Y te susurra cosas como: “Si un segundo bastó para enamorarte, ¿por qué moriré antes de que te olvides de ella…?”

Es justo: por preciso y por solidario, porque le hace el mismo caso a tod@s y nos acecha de igual manera. Pero sobretodo porque siempre está dispuesto a darle una segunda (tercera, cuarta…) oportunidad al que quiera tomarla y nunca olvida y siempre te recuerda que el olvido selectivo es la mejor manera de recordar lo realmente inolvidable…

Humilde, reconoce que lo eres todo para él porque sin ti él no tiene sentido. Ni tiene sentido lo que ocurre a tu alrededor sin él porque siempre está contigo. Ni “contigo” existe sin él porque sin él, ni fuiste, ni eres, ni serás.

Quiérelo ya porque no volverá a pasar a tu lado aunque haya pasado de nuevo ahora… votar

domingo, 6 de septiembre de 2009

Reflexiones

Acabo de ver el documental “Zeitgeist”.
http://video.google.es/videoplay?docid=8883910961351786332

Las sensaciones tras verlo son las mismas de siempre: rabia e impotencia pero también esperanza y oportunidad.

Somos unos auténticos privilegiados al tener acceso a una red tan basta de información gracias a Internet,…a la vez que somos unos auténticos ignorantes (generalizando) de cómo utilizarla y sobre todo como asimilarla.

Tengo la certeza de que poco a poco las moscas están detrás de cada vez más orejas y más personas notan el olor a rancio de las reglas del juego socioeconómico mundial. Pero también observo como crece más rápido el número desconectados de la realidad en la que vivimos, que pena…

Sin entrar en detalles sobre el documental, sin elevarlo al nivel de dogma es indudable que te hace pensar. No dice nada que en general no conociera o creyera de antemano pero es curioso conocer detalles puntuales sobre los diversos temas de que trata.

Vivimos en un mundo genial poblado mayoritariamente por personas ciegas, acalladas, ignorantes (sin importarles), ignorantes (forzadas) pero todas ellas potencialmente despiertas y críticas. Todas ellas dirigidas por una minoría (muy minoritaria) de visionarios, grandes estrategas y perfectos manipuladores y borradores de cerebros.

Sí, el mundo es genial y la gran mayoría de los que lo poblamos lo haríamos más maravilloso todavía. Pero somos absolutas marionetas de los que mueven los hilos y nos está costando mucho (demasiado) emanciparnos de la injusticia, la avaricia y codicia de quienes nos manejan a su antojo.

Ayer salí a cenar con unos amigos y después nos tomamos unas copas y en la mayoría de lugares donde se fijan mis ojos sólo veo superficialidad, afán de aparentar lo que no somos (o lo que, deseablemente, no deberíamos de ser), falsedad y caretas de personajes condicionados a admirar.

El día que consigamos SER y no APARENTAR seremos tan felices…

Cuando logremos dar un abrazo con el corazón y no con la cabeza y tender una mano mirando a los ojos en vez de mirando al interés volveremos a recuperar lo que solíamos tener las personas: humanidad.

¿Te has preguntado alguna vez qué te hace levantarte cada mañana? ¿A qué aspiras? ¿Qué deseas con todas tus fuerzas? Te deseo con toda mi alma que aparezca la palabra AMOR por algún lado, porque mucho me temo que si la has omitido o no la has puesto en un lugar prioritario de tu escala de valores, estarás siendo uno de los personajes de tu vida sin ser el protagonista…

El dinero y el poder, el poder y el dinero. Casi sinónimos (si no lo son) en el mundo irreal que nos están forzando a vivir.

Tanto tienes, tanto vales y sin embargo lo vales todo sin necesidad de tener nada…

Porque tienes todo lo necesario para ser lo que quieras ser sin necesidad de soñar tener todo lo material que te obligan a desear. Eres humano, tienes manos con las que dibujar en espaldas caricias que enciendan deseos. Tienes ojos para ver todo lo que estás consiguiendo y todo lo que está hecho para ti. Puedes escuchar todas las palabras sinceras que te erizarán la piel. Probar los curiosos sabores de la naturaleza y los mejores labios en los besos que disfrutarás y oler las estaciones que llegan y las personas que vienen, se quedan o el recuerdo de las que se van…

Si aparcas por un momento el dinero de tu cabeza, verás tantas cosas bonitas por las que luchar, tantos objetivos al alcance y tantos sueños realizables que serás consciente del tiempo que malgastas en metas equivocadas.

Si el dinero es tu objetivo estás en el mundo adecuado…si no, lucha por vivir en el nuevo mundo que sueñas cada día…

Un abrazo sincero a tod@s los que vais a cambiar vuestra realidad…

votar

Incertidumbre

Sabes de sobra que cuanto más vueltas le des más girado estará, pero sin embargo lo volteas, lo miras desde arriba, por debajo, transversalmente… Te metes dentro y lo ves hacia fuera y acto seguido lo ves como espectador a un milímetro de distancia y luego desde dos años luz…

También lo agitas por si cae esa pieza que te incomoda, esa china en el zapato que está situada equidistante de tu corazón y tu cabeza. Tu razón duda razonablemente que puedas salir de tu laberinto de sentimientos. Tu corazón, hace tiempo que tiró la toalla en busca de una solución.

Saboreas las mejores especias que existen pues estás en el mejor momento de tu vida y todas te saben diferente a lo que habías pensado: el tomillo te sabe a nuez moscada, el cilantro a laurel y la menta a canela… ninguna encaja en tu lengua, ninguna idea encaja en tu cerebro y todos los huecos vacíos están, efectivamente, vacíos.

Te lames las heridas como un gato para después acariciártelas con las afiladas uñas de tu garra. Quieres y no puedes y cuando lo intentas no sólo no lo consigues sino que lo haces al revés y cuando lo pones al derecho gira 180 º el mundo a tu alrededor. Tú corres y el mundo corre más rápido, más bien escapa de ti.

Suspiras por tiempos mejores (o más fáciles). Aquellos días en los que pintar en tu cuaderno con ceras “Manley” era tu pasatiempo preferido. Cuando tu máxima preocupación era saber que había para comer y si 11/2 es 5. 5 por 2 son 10, de resto 1; añado un 0, miro al divisor 10 entre 2 es otra vez 5; pongo una coma detrás del 5 anterior y me queda 5.5 y de resto 0…

Te cansas hoy de hablar contigo mismo de lo mismo que hablaste contigo mismo ayer. Es una conversación de sordomudos. Tú te dices cosas siendo sordo, a ti mismo siendo mudo. Lo que te mueve es fugaz y lo que te para es pesado para moverlo y aún así lo mueves porque ese movimiento es ese fugaz que te incita a seguir tu camino.

Las vendas de los ojos ya no te ciegan. Se han convertido en paños de agua fría para disimular las lágrimas; esas que derramaste de los golpes que te diste por ir tapado. El dolor, que nunca fue físico, se va disipando hasta que el trapo pierde frescura y se seca. Será mejor que dejes la herida al aire que todo lo cura.

Así que aunque quieras sentirte mal por todo lo malo del mundo, el mundo seguirá girando sin percatarse del herido. Lo bueno que tiene ese mundo despistado es que también gira con muchos enfermer@s que algún día fueron también heridos, heridos curados, enfermeros sanos.

Cada día que pasas mirando con tristeza el cielo nublado es un día menos para que una mano en tu hombro te gire, otra te acaricie la nuca y dos labios despejen las nubes…

La esperanza siempre seguirá intacta… votar

Una mañana...

…abres los ojos y está ahí, mirándote desde el techo blanco “yeso” de tu habitación…sin estar ahí y estando en todas partes. Porque está en el espejo del baño, en la naranja que exprimes para tu zumo y en el tazón de leche de soja que te acabas de tomar…

Luego aparece en la mirada de esa preciosa chica que te cruzas al salir del portal o en la luz roja del semáforo de la esquina. Más adelante, te persigue durante el corto pedaleo al trabajo. Te da palmaditas en la espalda mientras aseguras la bici en tu oxidada farola habitual y te saluda al entrar en el laboratorio mientras bostezas de nuevo por esa noche demasiado larga.

Te pellizca cuando estás a punto de quedar con Morfeo frente a la pantalla de tu ordenador a eso de las 9:30 h, te empuja cuando estás manejando una disolución 2 N de ácido sulfúrico y te grita al oído cuando se te ocurre disfrutar de tu primer momento de paz mental del día (¡para que no te despistes!) mientras cantas una de tus canciones favoritas.

Se sienta contigo a comer, te roba un poco de ese arroz al horno tan rico, con su tomate incluido. Te descafeína el café y encima le pone sacarina. Te susurra al oído palabras que deseas oír y que no quieres reconocer. Te acompaña mientras pierdes el tiempo en el “facebook” como una tarde cualquiera. Te fuerza a escribir notas que no sabes ni por qué escribes. Te acelera el corazón un segundo y te aplatana 23 horas 59 minutos y los 59 segundos restantes del día.

Te hace un tapón en tu mejor entrada a canasta, se agarra a tu cuello cuando intentas saltar para hacer tú uno y finalmente te contractura cuando estás estirando.

Te calienta tu ducha fría, le añade vinagre a la salsa “pesto” de tus macarrones y te amarga tu yogur con miel de buenas noches.

Se acuesta contigo en la cama y te abraza el corazón…mejor dicho, te lo estruja haciendo cada vez más difícil un nuevo bombeo. Te impide cerrar los ojos y cuando te convence de hacerlo con un sueño como promesa, te regala otra nueva pesadilla.

Te roba dos besos antes dados y se despide hasta mañana…diciéndote al oído bien bajito: te quiere…tu recuerdo de ese amor imposible. votar

Bienvenidos

Este blog nace para "empalabrar" mis sentimientos y pensamientos. El objetivo no es otro que servir de vía de escape a la alegría, tristeza, euforia, pasión y también dolor de las situaciones de mi vida cotidiana. Plasmar fielmente las sensaciones de un momento dado y salvar la selectividad de la memoria y el tiempo.

Si sigues leyendo y consigo que te sientas en algún momento identificado, conmovido o tocado, esto habrá valido mucho la pena. votar